Cómo se fabrica el rimel para pestañas

Cómo se fabrica el rimel para pestañas Moda 09 marzo, 2023

El mundo de los cosméticos es amplio y fascinante, con miles de productos innovadores creados cada año para mejorar nuestra belleza. El rimel es uno de los favoritos dentro del maquillaje, ya que nos ayuda a realzar la mirada con relativa facilidad. A pesar de que en el mercado encontramos variadas marcas cuyas fórmulas difieren, hay algunos pasos básicos para fabricar el rimel a nivel industrial.


La industria consigue resultados óptimos al seguir estrictamente la receta de fabricación de rimel, la cual incluye principalmente:

Te puede interesar: Cómo se fabrica el velcro

PROCESOS COSMETICOS ESPAÑOL WEB


Selección y producción de los ingredientes



Los principales ingredientes para crear rimel son la resina, una fibra singular -generalmente poliéster- conocida como el responsable de dar la consistencia cremosa, agua, aceite de ricino y colofonio. El agua debe ser desionizada para evitar la obtención de producto poco homogéneo, además de limpiar con un producto químico las resinas y los aceites empleados. Por otro lado, se utilizan colorantes, conservadores, antioxidantes y abrasivos (colmillos), los cuales deben abastecerse según los requerimientos.

Proceso mezcla

Las mezclas suelen hacerse a partir de diferentes etapas, con un orden caólico que permite obtener una consistencia homogénea. Por ello, los ingredientes acuosos y la resina fabricada previamente se disuelven en un recipiente, antes de añadir los aceites y los pigmentos. Obtener una mezcla cohesiva depende del tipo de maquinaria usada, por ello se requiere un cuidado constante durante el proceso hasta lograr la textura deseada.

Pasteurización y envasado

Una vez listos los botes de producto, se les añaden tapones según diseños y llenan con la mezcla de rimel; entonces se envían a un pasteurizador, una máquina que evita el crecimiento de agentes externos a través del calentamiento a cierta temperatura temporalmente. Posteriormente, se le coloca un etiqueta de alta calidad en todos los envases, demostrando así a sus compradores que se fabricó un rimel de primera calidad.

Control de calidad

Durante todo el proceso, los responsables del producto deben llevar a cabo diversas pruebas para cerciorarse de que el rendimiento sea el deseado. Dichas evaluaciones pueden comprometer parámetros como la resistencia del producto a la salinidad, deformación al roce y a la luz, estabilidad de color entre otros. De esta forma, los encargados aseguran que el producto cumpla con los estándares de calidad antes de su puesta en marcha al mercado.

Ventajas del rimel industrial

Al fabricar un producto de manera industrial, se obtiene una mayor cantidad y con un menor coste en comparación con fabricarlo a mano. Además, se tienen unos estándares de calidad profesionales, que permiten al comprador verificar los productos antes de elección. Finalmente, el fabricante se da a conocer en el mercado gracias a la acreditación que le otorga una industria de esta clase.

Conclusiones

Fabricar el rimel resulta un proceso laborioso y complejo, pero al mismo tiempo fascinante. Esta industria ha evolucionado mucho y siempre se esperan novedades para satisfacer una amplia diversidad de necesidades. Ahora sabemos cuáles son los pasos básicos para su manufactura industrial, logrando así el éxito de estos productos.

Entradas relacionadas



Copyright © 2024 | Comosefabrica.com