Cómo se fabrica el aguardiente: El proceso de fabricación industrial

Cómo se fabrica el aguardiente: El proceso de fabricación industrial Alimentación 09 marzo, 2023

El aguardiente es un tipo de alcohol destilado generalmente hecho de uvas, frutas o cereales. Variety Tiene un contenido alcohólico muy elevado (entre 29 y 55 grados en general) y suele servirse solo o con alguna bebida fría o con hielo. Si eres amante del aguardiente quizás te interese conocer cómo se fabrica este tradicional destilado.


Te puede interesar: Cómo se fabrica el atún en lata

Así se hace el Aguardiente Líder | Hecho en Boyacá


Ingredientes para la producción de aguardiente



En primer lugar, los ingredientes principales de la producción de aguardiente son los mostos de uva, cebada, maíz, cebolla, caña de azúcar, patatas, manzanas ó cualquier otra fruta madura en la que se quiera basar su elaboración. De forma paralela, es necesario añadir otros tipos de materiales como:

  • Levaduras: empleadas con el propósito de transformar el azúcar obtenido de los mostos, en alcohol etílico durante la fermentación.
  • Estanques: Necesarios para contener durante las distintas fases de procesamiento.
  • Destilador: para extraer el alcohol de cada parte alcoholizada.

Procesos para la producción de aguardiente

1. Selección y preparación de los ingredientes

En primer lugar, el proceso de producción automatizado de aguardiente comienza con la selección de los ingredientes iniciales. Esto significa que se deben elegir los mejores frutos, uvas o cereales con una gran cantidad de nutrientes para obtener un sabor y un aroma superior al terminar la producción del destilado.

Además, la selección de los ingredientes también puede incluir la adición de determinados componentes al licor preparado como por ejemplo diversas especias, y/o otros ingredientes con los que unificar sabores y matices finales.

2. Obtención del mosto.

Una vez seleccionados los ingredientes, el siguiente paso es procesarlos hasta convertirlos en mosto. Para ello, los componentes se mezclan junto con agua caliente para formar una mezcla completa y homogénea. Esta mezcla se somete durante un periodo de tiempo a diferentes temperaturas, usualmente entre 40 y 60 ºC, para fermentar adecuadamente. Etapa que enterminará lo que conocemos como mosto.

3. Fermentación.

Después de someter la mezcla de los ingredientes a ciertas temperaturas, el sedimento resultante pasa a la siguiente fase: la fermentación. En esta etapa, las levaduras usadas en el proceso en el que se producen isomerizaciones y alteraciones enzimáticas, formando alcohol éste y los ácidos volátiles que le aportan el característico aroma al aguardiente. Esto sucede cuando la mezcla alcoholizada embraga con los gas formados durante la fermentación (entre ellos el anhídrido carbónico y etileno).

4. Destilación.

Una vez completada la fermentación, el mosto se calienta hasta alcanzar los 78ºC (temperatura de ebullición del alcohol etílico) para así lograr la destilación. A través de esta técnica se separan los componentes ligeros del líquido mediante la evaporación de los componentes, los cuales posteriormente serán condensados y capturados en diferentes cubetas. Esta destilación resultante llamada rectificación, formará parte una y otra vez del mismo líquido hasta obtener la patente deseada. La destilación se hace en aparatos específicos llamados destiladores o alambiques, que separan el componente volátil (con alcohol) y el componente no volátil (sin alcohol).

Una vez hayamos realizado los pasos anteriores, ya habríamos logrado la obtención de nuestro destilado básico para conseguir el aguardiente. Sin embargo, le faltaran los diferentes aceites esenciales aroma y sabor del producto final.

5. Pruebas analíticas.

Para recuperar dichas propiedades organolépticas, el líquido resultante coge nuevamente color, sabor y aroma a través de una mezcla adornada con especias naturales. Esta última mezcla se somete a análisis antes de embotellar para saber si se han alcanzado los parámetros óptimos de gusto y sabor.

6. Envejecimiento.

Finalmente, el destilado será almacenado en recipientes que preservan su pureza. Dependiendo del tipo de aguardiente que deseemos obtener, tantas botellas como hagan falta pasarán por un periodo de tiempo más largo o más corto en barrica de roble. En este punto es importante que el envase sea correctamente sellado manteniendo toda la calidad organoléctica de sus componene y extrayendo los aromas suaves del roble.

Tras completar el envejecimiento, una vez que ya se haya alcanzado los niveles óptimos de maduración, es hora de embotellar el aguardiente para su comercialización.


Con este sencillo tutorial de fabricación de aguardiente, esperamos que puedas tener una idea más clara de los procesos involucrados. Si buscas degustar un buen aguardiente hazlo teniendo en cuenta cada uno de los pasos descritos aquí y tendrás la oportunidad de disfrutar del mejor licor artesanal.

Entradas relacionadas



Copyright © 2024 | Comosefabrica.com