Cómo se hace la Leche Condensada estilo industrial

Cómo se hace la Leche Condensada estilo industrial Alimentación 09 marzo, 2023

La leche condensada industrial es una de las formas de preservar la leche sin refrigeración. Se elabora durante varios pasos y con una amplia variedad de ingredientes según los requerimientos de cada país.


Esto se logra en parte con la ayuda de la técnica de evaporación finalizada con un calentamiento adicional que además le da su característico sabor dulce. El procedimiento empieza con la leche entera cruda donde se añade una cantidad cercana al 40% de agua para diluir la grasa natural contenida en el lácteo.

Te puede interesar: ¿Cómo se fabrica la gaseosa?

Así se hace la leche condensada en una fábrica de Ecuador


Paso a paso del proceso de fabricación del lácteo industrial



Agregar agua para diluir la grasa natural

Antes de añadir el azúcar, la grasa natural contenida en la leche entera se diluye hasta un 10%. Esto se logra incorporando cantidades precisas de agua hasta alcanzar el resultado deseado. Una vez logrado esto, se realiza una pasteurización por calentamiento a altas temperaturas, llamada UHT (Ultra High Temperature).

Pasteurización por UHT

En este etapa, la leche es sometida a un calentamiento de 140-165° Celsius durante 4 a 6 segundos para destruir cualquier microorganismo que reside allí. El tratamiento UHT es ideal para prolongar la caducidad y estabilizar la composición de los nutrientes, así como prevenir la putrefacción durante el almacenamiento.

Cocción del lácteo

A este punto, el líquido resultante obtenido de la mezcla entre leche y agua pasan a un tanque de cocción donde dependerá igualmente de un calentamiento controlado. Es aquí donde se realiza en conjunción un trabajo rápido de vacío para reducir el contenido de agua del líquido, el cual va quedando cada vez más denso.

Usualmente la fabricación de lácteo industrial debe cumplir con la relación 0,5:1 para el azúcar/líquido. Para lograr esto, se vierte una mezcla especialmente equilibrada entre sustancia antiaglutinante y azúcar blanca, con el fin de lograr un sabor agradable y suave al degustar.

Calentamiento y agitación continua

Se realiza una agitación a baja temperatura, donde se mantienen los sólidos disueltos inactivos. Si se trabaja con temperaturas muy altas se perderían muchos nutrientes. Después de la cocción, el líquido pasa por un dispositivo de vapor o vapor directo, seguido de un enfriamiento rápido.

El dispositivo de vapor le brinda la consistencia característica a la leche condensada industrial al mismo tiempo que reduce el líquido hasta el nivel exacto que se ha estipulado. Este efecto de cocción final sirve para matar los posibles microorganismos resistentes presentes y asegurar una caducidad larga.

Envasado y sellado del lácteo

Una vez alcanzada la consistencia necesaria en el líquido, éste es trasvasado automáticamente a frascos herméticos previamente esterilizados con un sello de boca durable. Teniendo presente que el líquido pasó por un proceso de pasteurización por UHT, los recipientes pueden ser un poco más pequeños para ahorrar espacio en el almacenamiento.

Por último, el frasco con leche condensada pasa por un proceso de rotulado y etiquetado para identificar al producto. Esto abarca información sobre el peso, escala de Nutrición, lista de ingredientes, procedencia y fechas límites de consumo. De esta manera, los consumidores tendrán una información clara sobre el producto comprado.

Conclusiones

Como se ha mencionado, la fabricación de la leche condensada industrial es un excitante viaje de transformación desde la leche entera cruda hasta el líquido súper concentrado. Cada etapa del proceso tiene una función específica y es crucial para obtener un producto saludable y con caducidad prolongada.

Al principio, podemos añadir agua y la grasa natural de la leche con el fin de reducir su contenido, junto a una pasteurización UHT para que sea más seguro. Luego, hay una cocción para reducir el contenido de líquido y una mezcla finamente equilibrada entre azúcares y sustancias antiaglutinantes para sellar el gusto dulce. Por último, solo hay que envasarla en frascos sellados, equiparlos con un etiquetado limpio y listo.

Entradas relacionadas



Copyright © 2024 | Comosefabrica.com