¿Cómo se fabrica el metacrilato? El proceso de fabricación a nivel industrial explicado

¿Cómo se fabrica el metacrilato? El proceso de fabricación a nivel industrial explicado Materiales 15 febrero, 2023

El metacrilato es una variante del acrílico, y un material plástico rígido muy popular para la elaboración de objetos varios, desde paneles de proveedores hasta incluso objetos decorativos o joyas. Está compuesto por polímeros, monómeros, hidrocarburos y catalizadores, los cuales permiten generar un material resistente, que se puede utilizar en diferentes procesos que recrean los objetos finales, con gran resistencia a las variaciones de temperatura, arañazos, golpes y agentes químicos.


Aunque el metacrilato se encuentra disponible en casi todo tipo de tiendas e incluso internet, el hecho de que se fabrica a nivel industrial también es importante para conocer cómo se crean estos objetos de manera profesional. Si quieres conocer el paso a paso de cómo se fabica el metacrilato industrialmente, sigue leyendo.

Te puede interesar: Cómo se fabrica el aluminio

Procesos de Transformación del Acrílico


Los materiales necesarios para fabricar el metacrilato



Para comenzar a fabricar el metacrilato, se necesitan algunos materiales básicos que se usan en la industria química. Esto incluye monómeros, principalmente metil metacrilato, acetato de vinilo y mercaptoetanol, los cuales se mezclan con cantidades iguales. Esta primera etapa mezcla todos los ingredientes claves para generar la base de metacrilato.

También se necesitan catalizadores como el ácido bóricó, el fosfórico o incluso el especial para plásticos que facilitan la reacción química entre los monómeros para lograr la formación del polímero. A veces estos catalizadores se mezclan con aditivos como estabilizadores para obtener resultados diferentes relacionados a la resistencia al calor, la facilidad para trabajar el material y la flexibilidad.

Mecanismos industriales utilizados para fabricar metacrilato

Una vez reunido el material básico para fabricar la materia prima del metacrilato, entran en operación los mecanismos industriales. Empezando un ciclo de producción, el material es colocado en una cuba que luego se incrementará de temperatura hasta iniciar la reacción de los monómeros. Esto permite que se formen anillos de macromoléculas de metacrilato, las cuales por su resistencia y solidez definen a la materia prima como un producto industrialmente homogéneo. Este suele presentar diferentes características según la mezcla usada.

Luego, este producto pasa por una zona de transformación que se pueden dividir en 3 partes principales. La primera etapa es la extrusión, la cual consiste en un mecanismo de presión en el que se vierte el material previamente mezclado para crear formas como tubos, laminas o láminas frías. Esta extrusión permite que existan materiales preparados para seguir el siguiente paso.

La segunda etapa de fabricación es el moldeo por inyección líquida, en la cual se coloca el material previamente procesado en una gallera especial que ejerce presión sobre la materia, permitiendo que se adapte a los moldes y, así, se obtengan los objetos que se busca crear en una sola pieza. Esta técnica también se denomina moldeo de inyección y en ella se garantiza la reducción de costes relacionados con la cantidad de piezas para hacer una misma figura. Por último, el tercer paso es la marquetería, la cual se realiza mediante herramientas específicas para formar los últimos detalles del objeto.

A partir de aquí, pasos finales de la producción del metacrilato

Una vez terminado todo el proceso de producción, todavía hay algunos pasos finales antes de que el objeto final quede listo para ser empleado. Para empezar, hay que lijar las superficies quitando cualquier imperfección. Esto permite que los objetos tengan un acabado perfecto y, además, mejora la resistencia de sus características.

Además, se recomienda pintar los materiales ya terminados para asegurarse de tener un color determinado. Esto usualmente es hecho con resinas acrílicas, especialmente diseñadas para trabajar con metacrilato y suministrar al producto fino una superficie uniforme y brillante. Finalmente, se recomienda realizar un proceso de limpieza para eliminar cualquier resto de impurezas que pudieran haber quedado antes de su uso.

Conclusiones: Fabricar metacrilato a nivel industrial es sencillo

Fabricar metacrilato en la industria no es complicado si se cuenta con los materiales básicos, mecanismos e herramientas adecuados. El proceso de producción se divide en 4 etapas principales: recopilación de materiales básicos, extrusión, inyección y finalmente, limpieza. Estas etapas se combinan para conseguir objetos finalizados resistentes a golpes, temperaturas extremas y arañazos, materiales dignos de ser utilizados en muchos ámbitos.

Entradas relacionadas



Copyright © 2024 | Comosefabrica.com